Imprimir
Categoría: Ecología
Visto: 10122
Osos polares
 
 ...PLANETA DEL PETRÓLEO Y LA SOBREPESCA
Greenpeace lanzó ayer en más de 40 países la campaña global #SalvaElÁrtico apoyada por numerosas figuras de relieve internacional (como los españoles Pedro Almodóvar Javier Bardem, Fernando Trueba, Miquel Barceló, Penélope Cruz o Alejandro Sanz, entre muchos otros) para reivindicar la protección de la última frontera intacta del planeta frente al cambio climático, la explotación petrolífera o la pesca industrial. La campaña pretende lograr que las zonas no habitadas del Ártico sean declaradas como Patrimonio de la Humanidad por Naciones Unidas, tal y como se hizo con la Antártida hace 21 años.
 
Durante la presentación, que en España ha tenido lugar en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, se ha hecho público el informe El Ártico, la última frontera, en el que se destaca el papel fundamental del Ártico en el equilibrio climático del planeta y las amenazas a las que se enfrenta. Greenpeace ha querido traer una "muestra" del Ártico a España de la mano de una osa polar de tamaño real y con movimientos y apariencia similares a los de estos animales que estará en nuestro país hasta el 28, cuando continuará su ruta por Europa. Con el mismo objetivo se ha inaugurado una exposición fotográfica sobre los valores naturales del Ártico en el Círculo de Bellas Artes de Madrid

La campaña se lanza hoy, 21 de junio, en plena cumbre de Río+20 y coincidiendo con el día en que el sol no se pone en el Ártico. Cualquier persona puede sumar su nombre al de las personalidades que ya apoyan la campaña de Greenpeace en www.salvaelartico.es. Las firmas se transcribirán en un pergamino que Greenpeace depositará en el fondo del mar bajo el Polo Norte en una cápsula del tiempo.

Actualmente, una amplia zona no habitada alrededor del Polo Norte pertenece a toda la humanidad, ya que está reconocida en el derecho internacional como "aguas internacionales". Pero a medida que aumentan las temperaturas, a causa del cambio climático, y el hielo ártico se retira, los países cercanos al Polo se preparan para reclamar su soberanía territorial sobre el fondo del océano Ártico que queda libre de hielo con el fin de abrir paso a sus empresas. El hielo que cubre el océano Ártico ha retrocedido dramáticamente en los últimos años y las evidencias científicas indican que muy pronto el Polo Norte podría quedar al descubierto en la época estival.

"Del Ártico depende la vida de todo el planeta. Sin embargo, está siendo objeto de un asalto por parte de petroleras, gobiernos y grandes flotas industriales de pesca sin escrúpulos. Es particularmente aterrador ver cómo las petroleras, causantes en buena medida del cambio climático, ahora buscan lucrarse de la pérdida del hielo ártico y eso no podemos permitirlo. Tenemos que abandonar la era del petróleo y salvar el Ártico", ha declarado Mario Rodríguez, director de Greenpeace España.

Está previsto que en las próximas semanas la petrolera Shell comience una campaña de exploración en busca de petróleo en dos puntos en alta mar en el Ártico, frente a la costa de Alaska. Si Shell tuviera éxito, es probable que se desatara una fiebre del petróleo en el Ártico que impulsaría las tensiones internacionales alrededor de la última frontera del planeta.

El próximo sábado 23 de junio, grupos del voluntariado de Greenpeace saldrán en más de 15 ciudades de toda España para recoger firmas para salvar el Ártico. La información sobre las salidas estará disponible en la agenda de Greenpeace: http://www.greenpeace.org/espana/es/Agenda/