ASIMELEC
 
...PERSONAS MAYORES
La obtención de datos personales de las personas mayores es actualmente una práctica en aumento por parte de la ciber delincuencia.
José Pérez, Director General de ASIMELEC: “a veces nos olvidamos de hacer accesibles, en cuanto a su comprensión, normas y leyes que afectan directamente a los derechos individuales de las personas, accesibilidad mucho más necesaria en el caso del colectivo de nuestros mayores”.
 
Madrid, 3 de junio de 2009.- ASIMELEC, patronal que agrupa a las empresas del sector TIC español, ha editado la primera Guía Práctica sobre la Protección de Datos (LOPD), especialmente redactada para personas mayores. Esta guía, titulada “Aprenda a proteger sus datos”, y desarrollada en colaboración con la Agencia Española de Protección de Datos, pretende prevenir e informar a este colectivo, de manera sencilla y resumida, sobre los riesgos que se asumen al proporcionar datos sin tomar las debidas precauciones, así como sobre sus derechos a la hora de proteger sus datos ante cualquier entidad u organización que haga un uso indebido de ellos. 

Según José Pérez, Director General de ASIMELEC, “esta guía es una iniciativa realmente innovadora y útil, básicamente por dos motivos. El primero, porque el colectivo de personas mayores, por razones obvias, es un foco de interés creciente para cierto tipo de delincuencia, el segundo, porque a veces nos olvidamos de hacer accesibles, en cuanto a su comprensión, normas y leyes que afectan directamente a los derechos individuales de las personas, accesibilidad mucho más necesaria –añade  Pérez--, en el caso del colectivo de nuestros mayores, aunque se trata de una guía perfectamente válida para cualquier ciudadano”. 

Efectivamente, la obtención de datos personales de las personas mayores es actualmente una práctica en aumento por parte de la ciber delincuencia y mediante diversos procedimientos, tales como las llamadas engañosas, el “phishing” o el “spam”. En muchos casos, el aislamiento y la soledad del colectivo de personas mayores, combinado con otros factores propios de la edad avanzada, puede hacer relativamente fácil la consecución del delito.

La Guía está dividida en cinco partes fundamentales: un decálogo práctico sobre la necesidad ser precavido a la hora de proporcionar datos; un resumen sobre los derechos que nos asisten frente a cualquier organismo si hacen un uso indebido de nuestros datos; los derechos que asisten en el entorno de la imagen, los riesgos inherentes en el ámbito de Internet y la última parte, una serie de ejemplos prácticos más habituales de situaciones de riesgo.

La primera parte de la Guía, hace especial hincapié en la necesidad de ser precavidos a la hora de facilitar datos, conocer la finalidad de los mismos y que tratamiento va a tener esa información. Igualmente, incide en la necesidad de conocer las obligaciones que conlleva la firma de un documento o la desconfianza que debe generar la obtención de regalos o premios a cambio de datos. El texto también aconseja, acudir a algún familiar para asesorarse antes de facilitar datos o qué cantidad de ellos, y alerta sobre facilitar información de terceras personas, ya que en numerosas ocasiones, las personas mayores son el vehículo más fácil para acceder a la información de sus familiares.

La segunda parte desarrolla, de manera directa y comprensible, los cuatro derechos que asisten a cualquier ciudadano en este entorno, denominados ARCO: derecho de Acceso, de Rectificación, de Cancelación y de Oposición. El derecho de Acceso reconoce el derecho a conocer que información personal está manejando cualquier empresa o entidad y con que fin, en cualquier momento; el de Rectificación, a corregir dichos datos cuando sean inexactos o no respondan con veracidad a la situación actual. Con el derecho de Cancelación, se pueden suprimir los datos cuando hayan dejado de ser necesarios para la finalidad que motivó su recogida; y el derecho de Oposición reconoce la capacidad de oponerse al uso de datos personales para una finalidad concreta.

El texto también presta especial atención al derecho a la imagen y a los riesgos que acarrea el entorno de Internet. Respecto al primero de ellos, informa sobre la necesidad de los establecimientos que disponen de sistemas de videovigilancia, de informar a los usuarios, así como del derecho de solicitar información sobre la finalidad de la captación de imágenes. Aborda también la ilegalidad de instalar este tipo de sistemas en lugares que puedan ser lesivos para la dignidad de las personas, o sobre los tiempos de almacenamiento máximo de las imágenes captadas.

Otro entorno en el que esta guía hace especial incidencia es Internet. A este respecto, ofrece una serie de pautas fundamentales para protegerse frente a conductas delictivas en este entorno. El texto llama especialmente la atención sobre la necesidad de ser cautelosos a la hora de facilitar datos, advierte sobre la necesidad de asegurarse de que en una página aparezcan ciertos iconos y mecanismos de seguridad que hagan segura una practica, tal como una compra por La Red, o establece los riesgos adheridos a la transmisión de material gráfico a través de lnternet.

Por último, la Guía contiene una serie de ejemplos prácticos que pueden acaecer en la vida cotidiana, como medio para mostrar de manera común conductas correctas o despreocupadas en este tema, así como sus consecuencias.

La Guía está disponible para su descarga en el siguiente enlace: http://www.asimelec.es/media/File/Asimelec/publicaciones/PROTECCION%20DATOS%20.pdf

ASIMELEC, la Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones, se constituye en 1984 como una asociación de importadores de productos de electrónica. En la actualidad, ASIMELEC ha evolucionado hasta abarcar el mercado de la electrónica y comunicaciones, convirtiéndose en la única Asociación del sector electrónico que agrupa a fabricantes, comercializadores, distribuidores y en el caso del sector de Telecomunicaciones, a instaladores.

Su finalidad es fomentar y apoyar el desarrollo de las empresas de electrónica y comunicaciones en España, mediante la defensa de sus asociados y desarrollo del sector. ASIMELEC representa a más de 2.200 empresas que dan trabajo directo a 300.000 personas y su facturación supone en torno al 4% del PIB de España. URL